Blogia
Glup

14.03.05

14.03.05

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

18 comentarios

glup -

Este año, cuando salte la hoguera de San Juan (soy de Bilbao, como ves)además de gritar: ¡joder, que me quemo! Añadiré un ¡ Clérambault no vacilaba a la hora de confrontar al delirante con su perseguidor o amador; sin mayor rubor, hacía que condujeran a éste a la Enfermería, llamaba a su paciente y lo maniobraba hasta que confesaba lo que era menester, esto es, el postulado delirante o los fenómenos elementales del Pequeño Automatismo Mentaaaaaal.!
Y me quedaré tan ancho.
Saf, tengo cuidado con casi todo.
¿Ves? Ya me he vuelto a pinchar.
Me distraes.

Anónimo -

Este año, cuando salte la hoguera de San Juan (soy gallega, explico) además de gritar: ¡fora, demo! añadíré un ¡fora, Clerambault!

Cuidado con las absorbencias, cuidado con las indulgencias...

Saf ;-))

glup -

Aristófanes inventó a esta matrona ateniense, la sagaz y enérgica Lisístrata, que viendo lo poco que cabe esperar del buen juicio de los hombres y comprobando que todo marcha hacia la ruina (cuando la comedia fué estrenada estaba reciente el trágico fin de la empresa de Sicilia), tiene la convicción de que si se quieren remediar las desgracias que pesan sobre Grecia corresponde a las mujeres tomar la iniciativa y obligar a los contendientes a firmar la paz. Con tal fin reúne en una conjura a sus colegas de la ciudad en guerra y, sin dificultad, las convence para que adopten una actitud pasiva, negando a los maridos todo trato conyugal: ocupa la Acrópolis y cierra bajo llave el tesoro del Estado. Se desarrollan entonces una serie de episodios sazonados con una picante y maliciosa comicidad, en la que el poeta, sin dejarse dominar por rencores partidistas, asesta valientemente duros golpes contra amigos o enemigos, doquiera descubra debilidades y vicios.( http://www.arsliber.com/bibliofilia/lisistrata/lisistrata.htm)
No la envenenes, Mon, pobrecilla, bastante tiene con haber leído la mayoría de mis escritos.
Pero me gusta que te rías, se trata de eso, ser felices.

Mon -

jajajajajjaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
me mueeeeero con el comentario de la tal lisistrata.
¿qué se puede pretender de la vida con semejante nik???
jaaaaaaaaaaaaaaaa
no puedo dejar de reirme.
(pero si quieres voy y la enveneno.)

glup -

Ah ¿que no eres?.
Otra pregunta ¿desde cuando me conoces? (no, no lo digas, por favor)Tú ¿qué crees?.
Esta es una página abierta y cada uno da sus opiniones libremente (la de Lisistrata no me dió tiempo a borrarla, jajajajajajajajaja)
Un beso, preciosa.

YONO -

Con los respetos debidos al consejo de Listitrata, por favor Glup, piensatelo pero que mucho. No sea motivo de suicidios colectivos, harakiris (en mi caso), o cualquier otra terrible manifestación popular de duelo.

Si lo tuyo no es escribir, o sea, comunicar por escrito, con innumerables efectos colaterales... yo soy japonesa.

glup -

Lisistrata Mohedano, el colectivo glup toma nota de su amable comentario y le agradece que haya leído la mayoría de sus escritos aún a pesar del sopor -tiene usted un vale para un café- . Por supuesto que estoy de acuerdo con sus sinceras opiniones, apuño (con el derecho, puño, a veces también con el izquierdo, puño) demasiadas frases pretenciosas, una tras otra (aunque eso es escribir –me refiero a las frases- lo contrario son pintadas en las paredes).
Sobre tu consejo, cierto, lo estoy pensando.
Ah, mi querida Lisistrata, gracias.

glup -

Mirada, oye, no querrás besar la nuca de la misma ¿no? yo la vi primero.
Gracias, guapa.

glup. -

Mobile, ni idea de si me dices sí o no, pero tu me puedes decir lo que quieras, ya sabes. Y la foto verde es preciosa, ya la he cambiado. :-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Glup -

Lu ¿qué te duele?

mirada -

Estábamos pensando lo mismo, tal vez sintiéndolo muy parecido, pero tú lo escribes maravilloso...Besos

lisistrata mohedano -

Luego de ller la mayoría de tus escritos (sic -pues sólo son eso-), uno se queda igual. no consigues transmitir nada salvo sopor y ganas de terminar rápido. eres demasiado pretencioso pues no haces más que apuñar frases (pretenciosas) unas tras otras sin objetivo ni final. Déjalo, escribir no es lo tuyo.

La donna è mobile -

Un texto correcto.

(Y hala, así no digo nada de las fotografías, no me involucras mansamente en una movida de "trasladar a la vida real lo que escribo" y mucho menos en la de juzgarte a ti por lo que dices; así como tampoco contaré algo que me haya pasado a mí parecido, no vaya a ser que tangencialmente también parezca, válgame, que me lo he creido todo.)

Y como entonces ya queda poco a lo que remitirse, canto: "¿Dónde vas? viejo majareta. Va y le grita su Enriqueta desde arriba del balcón. Yo me voy pa´la caleta con mi gorra y mi bastón, que aunque pierda la chaveta, tú sabes bien Enriqueta, que siempre he sido un señor."

:p

lu -

ay

glup. -

Mon, lo primero es lo primero: tu Sordi-do en el Ángel Caído es magnífico (http://el-angel-caido.blogspot.com/). Y el siguiente (Lo que no tiene es remedio). Me llega tanto (sé de qué hablás). Escribes con las tripas, con el alma, con lo de dentro.
Lo segundo es que no, que qué aburrimiento, una casta, aunque sea esposa -por ella, digo-. Y no hay edén, solo desiertos, (el tuyo -tu edén- y pocos más). Y, te lo garantizo,sé las respuestas a tus preguntas: un sí y dos no. Sí tiene las virtudes (¿de quién hablo? al final me creeré lo que escribo).No se dejaría cortar un brazo (es manca). No tiembla ni a 20º bajo cero.
Y no quiero saberlo.
(O sí...)

glup. -

Amélie de mis parises amados, no doy abasto, pero en breve te hablaré de la frutería de Amelie (la de verdad), de Cervantes, de repuestas, de silencios y de tu página, de la mía, de las suyas, de todo lo que se menea debajo de este lunes de bruma y tanto trabajo que no sé de donde sacará tiempo para vivir.¿Y tú?

Mon -

bueno, yo no creo que glup le haya escrito a una casta esposa... (digo, Amélie).

glup, no me destierres de tu edén -si me equivoco- que aún no he mordido la manzana... busco entre los árboles pero sólo veo moras... esas que manchan y dejan los dedos de un color violeta... y no sacian, cariño, no sacian.

¿y si ya no tiene las virtudes conocidas?

¿y si ya no se dejara cortar un brazo, ni temblara?

¿te gustaría saberlo?

besos,
mi.

Amélie Poulain -

Las mujeres amantes, castas esposas y madres sin reproche, conservan en el fondo del corazón, tesoros de indulgencia.
Cervantes

Si Cervantes tiene razón, parece que tus palabras tendrán la respuesta esperada.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres